Inicio

3ª Reunión Anual de...

ADES

La escala de violencia

ADES

Video de interés

El gobierno nos sablea con mas Impuestos (El Salvador)

VI° Congreso

VI° Congreso

Radar Ilegal

Haz clic en la imagen para ver los puntos de contrabando en El Salvador

Radar Ilegal
La escala de violencia
ADES
ADES pide detener la escalada de violencia
La escalada de violencia que azota a El Salvador imposibilita el natural desarrollo del país y restringe el dinamismo económico y la generación de empleo.

Miles de micro, pequeñas y medianas empresasestán siendo acosadas por la delincuencia y extorsionadas con la amenaza de ser asesinados sus propietarios o los empleados si no pagan los requerimientos de dinero.

Ante la gravedad de la situación la Asociación de Distribuidores de El Salvador se solidariza con todos aquellos que son víctimas del crimen, y exige al Gobierno de la República una reacción inmediata, dentro del marco del Estado de Derecho, para detener el auge delincuencial que está enlutando diariamente a la sociedad salvadoreña.

La falta de una estrategia integral para contrarrestar la actuación de los grupos que extorsionan y delinquen ha generado un clima de impunidad que es aprovechado por el hampa para continuar asechando a los buenos ciudadanos.

La ruta hacia el crecimiento de la economía y la atracción de inversiones se vuelven imposibles en un ambiente intimidatorio en que las empresas no pueden desempeñar sus actividades pacíficamente. Asimismo la inversión que realiza el sector empresarial en seguridad privada impide que esos recursos se orienten a mejorar las capacidades de los empleados a quienes primero se les debe resguardar su vida.

Hacemos un enérgico llamado a los tres Órganos del Estado para que acuerden una serie de medidas, fundamentadas en los límites establecidos en la Constitución de la República, orientadas a recuperar la paz y la tranquilidad que necesitan los salvadoreños.

ADES continuará contribuyendo con las autoridades en todas aquellas acciones destinadas a fortalecer la lucha contra la delincuencia y a restablecer la normalidad y el cumplimiento de la ley en El Salvador.

San Salvador, 8 de marzo de 2016